Cómo escribir un diario de verano muy especial

 

Se acerca uno de los mejores épocas del año, las vacaciones de verano. Y con ella, el solete, la playita o la montaña como escenario de fondo.

Serán momentos de descanso en los que podrás disfrutar de mucho más tiempo. Momentos de compartir con amigos, familia…de viajar y disfrutar de nuevas experiencias.

Pasarán muchas cosas y todas ellas maravillosas. ¿no te parece que algo así tendría que quedar guardado para siempre? Yo sin duda creo que sí. Y para ello voy a empezar un Diario de verano tipo Bullet journal artístico.

Si te animas a hacerlo conmigo te daré unas ideas para conseguir que luzca mucho más que un simple diario con textos.

Empezaremos con los materiales y luego te daré 5 tips para que te quede espectacular.

 

Materiales que vas a necesitar:

 

Cuaderno: Yo usaré uno de los nuevos que he creado porque tienen tapas duras que me permitirán escribir en cualquier lugar como soporte. Además sus hojas son gruesas (120g) para que transparenten menos los textos y dibujos. Y no son tan pesados como los Cuadernos Deluxe.

Boli, lápiz o punta fina

– Colores (lápices de color, algún rotulador y hasta acuarelas pero úsalas con muy poquita agua)

– Washitapes (opcional)

– Barrita de pegamento

Y ahora vamos a por las ideas que harán que tu cuaderno se convierta en un precioso recuerdo de tu veranito.

Tips:

 

1- Enfatiza los detalles

Muchas veces vemos todo lo grande y los pequeños detalles que protagonizan de verdad esos momentos los pasamos por alto. Fíjate en ellos y anota la canción que sonaba cuando estabais con Susana y Juan en el chiringuito, dibuja las macetas y las flores que había en la entrada de la casita rural donde te hospedabas, dibuja o pega una foto de la paella y los mojitos que preparasteis con los primos, haz una pequeña lista de los restaurantes donde has ido a comer y ponles estrellitas en plan Guía Michelin…la lista sería interminable pero debes fijarte en ello. Esta será la diferencia principal entre un diario de verano y TU diario de verano. Y cuando lo veas pasados unos años te transportará como por arte de magia a ese verano.

2- Decora con fotos y dibujos

No te preocupes si eres mala dibujante. No se trata de hacer obras de arte. Muchas veces, un garabato pude explicar mucho más que un dibujo hiperrealista, pues en él, de forma inconsciente vas a destacar aquello que para ti es importante de verdad y lo que acabará formando tu recuerdo. Puedes colorearlo para darle más vidilla.

Si descartas totalmente el dibujo puedes optar por fotos. Las Polaroid quedan espectaculares pero sino tienes una, puedes revelarlas en sitios como Hofmann  Cheerz, Photobox 

Usa también fotos que encuentres en revistas de viajes, periódicos, flyers…sobre los sitios que vas a visitar, no te limites sólo a poner tus fotos. Y si todo ello lo pegas con bonitas washis…¡qué monada te va a quedar!

3- Guarda, recorta y pega:

Entradas, tickets, trocitos de bolsa de papel…y todo aquello que sólo viéndolo te transporte a ese momento vivido. Si te acostumbras a llevar el diario encima podrás ir pegando sobre la marcha y acompañarlo de textos o dibujos.

Mientras otros miren el móvil, tu estarás creando una recuerdo para toda la vida.

4- Ideas extra para textos:

Además de explicar lo que haces, los sitios que visitas, tus reflexiones etc, dale más creatividad al asunto: anota frases que digan los demás que te enamoren, trozos de canciones que estés escuchando, una frase que leas en Pinterest o una revista, párrafos del libro que te estés leyendo en ese momento, textos escritos en lugares que visites que hablen sobre su historia, una lista de cosas nuevas que hayan salido este verano, como los helados, la ropa que se lleva…insisto, cuando leas esto en unos años te parecerá un tesoro.

5- Ideas extra para decoración:

– Sellos: si eres scrapera ya habrás pensado en ello seguro ¡Quedan tan bonitos en un diario! y no siempre es necesario pintarlos

– Hojas o flores: Primero deberás secarlas entre papel para posteriormente pegarlas en tu diario. En mi luna de miel por Escandinavia pegué una hoja roja preciosa que encontré en el suelo de Estocolmo y aún hoy está enterita. Es verla y viajar en segundos al sitio donde la recogí.

– Manchas: sí, has leído bien. Deja que caiga una gotita del café que tomaste en la plaza de ese pueblito encantador, una manchita del helado de fresa de esa heladería francesa, o del te que tomaste en Marruecos…evita el aceite (queda muy sucio) pero lo demás puede convertirse en un bonito recuerdo.

Recomendación: si quieres pegar cosas con volumen tipo strass, botones, algo con cartón grueso, o quieres bordar el papel con hilo…espera a terminar el diario. Es mucho mejor pegarlo al final para que la letra no tenga que pasar por bultos y quede más bonita.

 

Pues estas han sido algunas de mis ideas ¿se te ocurren otras?

 

Si te animas a hacer tu diario de verano, me encantaría verlo. Puedes compartirlo en instagram con el hastag #diariomanutsi así te conoceremos y nos servirá de inspiración para nuestra Comunidad Polar

¡Feliz verano!

Marta

 

Sin Comentarios

Escribir un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí: política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies